xubidu    
           
 

La Creación

 
 

 

Al principio, Dios creó el Bit y el Byte, y de ellos surgió la Palabra.
Dos bytes formaban la Palabra y nada más existía. Dios separó el Uno del Cero y vio que era bueno.

Y Dios dijo: que se hagan los Datos, y así fue. Y Dios dijo: dejemos los Datos en sus sitios correspondientes, y creó los disquetes, los discos duros y los CD-Rom.

Y Dios dijo: que se hagan los Ordenadores, así habrá un sitio donde poner los disquetes, los discos duros y los CD-Rom. Así Dios creó los ordenadores y los llamó Hardware.

Pero aún no había Sofware. Entonces Dios creó los programas, grandes y pequeños... y les dijo: id y multiplicaos, y llenad toda la memoria.

Y Dios pensó: crearé el Programador, y el Programador creará nuevos programas y gobernará los ordenadores, los programas y los datos.

Y Dios creó al Programador, y le puso Centro de Cálculo, Dios le enseñó la Raíz al programador y le dijo: puedes utilizar todos los directorios y subdirectorios, pero NO UTILICES WINDOWS.

Y Dios dijo: no es bueno que el Programador esté solo. Cogió un hueso del cuerpo del Programador y creó una criatura que miraría al Programador, admiraría al Programador, y amaría las cosas que hiciera el Programador. Dios le llamó el Usuario.

Y el Programador y el Usuario fueron abandonados en el Nodo DOS, y eso era bueno.

Pero Bill era más listo que las otras criaturas de Dios, y Bill le dijo al Usuario: “¿te dijo Dios que no ejecutaras todos los programas?

El Usuario respondió: Dios me dijo que podíamos utilizar cualquier programa y todos sus datos pero nos advirtió que no utilizáramos Windows, porque moriríamos.

Y Bill dijo al Usuario: ¿cómo puedes hablar de una cosa que ni tan sólo has probado? En el momento que ejecutes Windows serás igual que Dios. Serás capaz de crear cualquier cosa con un sencillo clic del mouse.

Y el Usuario vio que los frutos de Windows eran mucho más bonitos y fáciles de utilizar. Y el Usuario se dio cuenta que cualquier conocimiento era inútil porque Windows podía reemplazarlo.

Así, el Usuario instaló Windows en su ordenador y le dijo al Programador que era bueno.

Y el Programador comenzó inmediatamente a buscar nuevos controladores. Dios le dijo: “¿qué estás buscando? Y el Programador respondió: “estoy buscando nuevos controladores, porque en el DOS no están”. Y Dios dijo: “¿quién te ha dicho que necesitas nuevos controladores?”, ¿Has ejecutado Windows?. Y el Programador dijo: “ha sido Bill quién nos lo ha dicho”.

Y Dios le dijo a Bill: por lo que has hecho serás odiado por todas las criaturas. Y el Usuario estará siempre descontento contigo. Y peor aún, siempre venderás Windows.

Y Dios dijo al Usuario: por lo que has hecho el Windows te engañará y se comerá todos los recursos de tu ordenador, y habrás de utilizar programas malos, y siempre estarás bajo la tutela del Programador.

Y Dios le dijo al Programador: “por haber escuchado al Usuario nunca serás feliz. Todos tus programas tendrán errores y habrás de corregirlos, y corregirlos, hasta el fin de los tiempos”.

Finalmente, Dios expulsó a todos del Centro de Cálculo y cerró la puerta con un pasword...

 
 

  Recomienda este documento a un amig@

 

 

tanomp@xubidu.com  
  Publicidad