TIGRE

El tigre representa la osadía, la independencia y el poder. Dinámico e impredecible puede descontrolarse emocionalmente. Como buen felino es fiero en ocasiones dejándose acariciar cuando le conviene, su ronroneo desarma igual que sus rugidos.

Es pasional hasta sus últimas consecuencias ya sea en los negocios, el amor o la guerra. Le gusta tanto el riesgo que puede llegar a ser imprudente en muchas ocasiones. Se siente inclinado hacia todas aquellas actividades que comporten riesgos, le gusta vivir en el límite despreciando la autoridad establecida y las personas conservadoras.
Es difícil resistir su magnetismo. Su autoridad natural le confiere cierto prestigio, detesta obedecer y le encanta mandar. Tiene dotes de jefe militar.

Aunque no le interesa particularmente el dinero, sabe como se le van a abrir las puertas si lo posee, por lo que el fácil que consiga ampliar sus arcas, pero no dudará en utilizarlo si considera que es necesario para sus fines.

Su espíritu guerrero se ve a veces mermado por melancolías que desvirtúan su capacidad racional y le hacen entran en procesos de meditación profunda.

En el plano sentimental les encantan las correrías y mantener diversas aventuras que no siempre acaban bien, su apasionamiento es momentáneo por lo que su pareja deberá mantener permanentemente la brasa para que no se apague el calor.