GALLO

Es franco, presumido y orgulloso; pulcro, preciso, ordenado, honrado y muy organizado, tiene gran espíritu crítico y buena capacidad para el análisis, rara vez se le escapa algún detalle. Le gusta discutir, es el amo del gallinero, hace alarde de sus conocimientos y capacidades. No consiente que nadie le haga sombra, buen orador, siempre se cree en posesión de la verdad. No deposita su confianza en nadie más que en sí mismo. Pero, en cambio, distribuye sus consejos con prodigalidad.

Aventurero y temerario, le encantan las peleas en las que se sabe victorioso. Su coraje lo lleva hasta arriesgar su vida con una sonrisa. Le gusta soñar e imaginarse que es un héroe.

En general la gente lo considera interesante, su elocuencia y la vistosidad de su vestuario encandila al publico, es invitado con asiduidad a eventos sociales, los amigos se lo disputan como maestro de ceremonias de cualquier evento que quieran organizar. Pero en la intimidad, cuenta con pocos amigos, difícilmente se puede aguantar su fanfarronería.

En los negocios puede alcanzar buenos beneficios, sobre todo en aquellos trabajos donde sea necesario lucirse y destacar, si se lo propone puede sacar un gusano del desierto. Pero también se puede abandonar y dedicarse a la holgazanería.
Le gusta gastar el dinero que gana, puede caer en engaños de negocios que lo llevan a la ruina, por soñar demasiado o por que han sabido regalarle su ego.

En el amor, le cuesta tanto ganar el afecto de una persona como conservarlo. A pesar de ser sincero, sus fantasías hacen que pocas veces esté a la altura de las circunstancias.