DRAGÓN

El dragón es un ser desbordante de salud, vitalidad y actividad. Puede ser dogmático, egoísta y caprichoso, pero asume sus responsabilidades y tiene el entusiasmo del líder, pero el ser " de una sola pieza" le ocasiona más de un problema. Su afán de perfección le hacen ser tan exigente consigo mismo como con los demás.

Exige y da, en la misma medida, esto no siempre es entendido por las otras personas reprochándole a menudo por su seguridad. Es tan tenaz y voluntarioso que puede alcanzar el éxito en cualquier actividad que se proponga. Sabe ganarse el amor de la gente, siempre está rodeado de personas que aprecian su compañía. No se considera un líder pero sabe que se le escucha y se le tiene en cuenta.

Se siente tan bien solo que la soltería no le es extraña como tampoco lo es el mantener relaciones íntimas con más de una persona a la vez. Las mujeres de este signo acostumbran a ir bien acompañadas y son requeridas en matrimonio repetidas veces.

Por su carácter difícil, a menudo se siente insatisfecho. El dragón trae consigo las cuatro grandes bendiciones: virtud, riqueza, armonía y longevidad.