BUEY

 La imagen del búfalo paciendo en las llanuras refleja la actitud de las nacidas bajo este signo, paciente, responsable, sistemática, tranquila y ordenada, son las características más preminentes. Su carácter induce a la confidencia, y eso lo sabe aprovechar con éxito, su expresión contemplativa y tranquila le permite reflexionar y no precipitarse al tomar decisiones, pero ¡Ay! de los que piensen que se van a poder aprovechar, el búfalo colérico produce estampidas violentas que son temidas por los que no pertenecen a su clan, su testarudez no tiene límites.

Pocas veces es comprendido por quienes lo rodean. Se somete al clan cuando la necesidad lo requiere, pero también sabe ser un líder cuando es necesario para su grupo. La mujer de este signo sabe ser elegante en todas sus competencias es tan buena anfitriona que causa la envidia de sus contertulios, la cocina no tiene secretos, y acostumbra a ser la que viste con mas acierto del grupo, aunque en este campo no le gustan las excentricidades.

Es muy trabajadora y disciplinada. El trabajo en equipo no le gusta prefiere profesiones en que pueda destacar por si sola, o al menos ser la que dirija la organización.

En el amor exige una obediencia ciega, es sentimentalmente fiel y exige lo mismo de su pareja. Carece de romanticismo aunque es tierno y sensual. Le encanta la vida familiar y está muy orgulloso de sus hijos, siendo capaz de cualquier sacrificio por ellos.